Xavier COPEL nació en Cahors en 1968 y se graduó en la Universidad de Enología de Toulouse.

Después de haber vinificado en Cahors y en el Domaine de Chevalier, se instaló en Burdeos en 1992, donde creó su empresa.

A lo largo de estos años, ha desarrollado sus actividades de producción de vino y de asesoramiento en el corazón de los mayores terruños de Burdeos, del Gran Sudoeste de Francia y de España. Ha recorrido estas regiones durante mucho tiempo y ha establecido vínculos privilegiados con los mejores viticultores.

La profunda confianza y la complicidad mutuas surgidas de este período son las ventajas esenciales de la creación de la nueva gama a su nombre.

Este proyecto es un homenaje a sus antepasados. A uno de ellos en particular, Antoine Copel, cuya firma envuelve las etiquetas.

Nacido en 1812 en Champagne, este obrero parisino participó en la revolución francesa de 1848. Tras el golpe de estado de Louis-Napoleón Bonaparte del 2 de diciembre de 1851, se vio obligado a exiliarse en Argelia con su familia.

La firma está presente en el certificado de nacimiento de su último hijo, nacido en Argelia en 1861. Encontrado por Xavier COPEL cuando realizó el árbol genealógico de su familia.

Después de más de un siglo de presencia en tierra argelina, la familia fue obligada de nuevo al exilio en 1962.

Es este legado y esta memoria que Xavier COPEL perpetúa firmando sus creaciones.